sábado, 2 de enero de 2010

La programación (parte primera)

Ante todo desear un Feliz Año Nuevo a las personas que tienen la deferencia de leer mis escritos. Vamos a comenzar el año con unas entradas que considero importantes: los pasos para la realización de una programación.

En primer lugar debemos elegir cuidadosamente el curso para el que vamos a desarrollar la programación. Esta es una cuestión importante que en su día me trajo algún que otro quebradero de cabeza, ya que no sabía muy bien qué curso elegir. Tras varias intentonas (3º ESO, 4º ESO) vi que el mejor curso para el que podía establecer la programación era el de segundo de Bachillerato de Química. La razón principal que me llevó a esa elección fue el hecho de que en la actualidad segundo de Bachillerato es el único curso donde se dan todos los contenidos incluídos en el currículo oficial, ya que los alumnos se ven obligados a presentarse de toda esa materia al examen de selectividad. Las otras programaciones que comencé anteriormente (las de 3º y 4º) no me las creía ni yo mismo, ya que os aseguro que es imposible con las horas semanales que hay hoy en día destinadas a nuestra asignatura, impartir todos los contenidos del currículo. Así que consideré que era absurdo hacer una programación que ni yo mismo me veía en condiciones de defender.

Una vez elegido el curso hay que elegir los materiales con los que vamos a confeccionar la programación. En mi caso utilicé los siguientes documentos:
- Programaciones de diferentes institutos conseguidas a través de internet (las suelen publicar en sus páginas web).
- Una programación de segundo de Bachillerato que me prestó un colega, de otra asignatura (Física).
- Las programaciones de las editoriales que publican en internet (www.profes.net).
- Los apuntes del CAP referentes a métodos de evaluación.
Y por supuesto, los documentos fundamentales, que fueron:
- Un libro de Segundo de Bachillerato de Química.
- En currículo oficial de Bachillerato vigente en aquel momento.
- La ley oficial de educación que regía en aquel momento.
- La convocatoria de oposiciones, donde te indicaba las partes básicas que había de tener la programación..
- Las órdenes de consellería referentes a la evaluación y atención a la diversidad.
Los tres últimos documentos se pueden conseguir fácilmente a través de los enlaces incluídos en esta página web. También, por supuesto, con San Google.

Bien, cuando ya dispones de los materiales, hay que reunir los ánimos necesarios para comenzar la tarea, que desde luego no es fácil, ya que la vocecilla interior siempre te dice: "déjalo para mañana". En mi caso tardé un mes y medio en realizar la programación. Fue en el año 2007, la primera vez que aprobé las oposiciones. Recuerdo que finalicé la última sustitución en los primeros días de mayo y no pensaba presentarme a las oposiciones, ya que no tenía ni siquiera la programación hecha. Pero como me parecía "muy fuerte" estar hasta septiembre sin hacer nada me puse manos a la obra. Durante las mañanas elaboraba la programación; las tardes las dedicaba a repasar temas. De esta forma llegué al primer examen de oposición (sobre el 24 de junio) con dieciocho temas estudiados y con la programación ya elaborada. No tenía preparado nada de material para las unidades didácticas, ya que sinceramente no tenía esperanzas ni de aprobar el primer examen. Sin embargo, me salió un tema que tenía estudiado, de forma que luego sólo dispuse de unos siete días (tiempo que hubo entre el primer y el segundo examen) para elaborar el material de las unidades didácticas. Fue una locura, os lo aseguro, pero tuvo un final feliz (al menos en cuanto a la nota de oposición, el concurso fue otra historia...).

Una cosa os digo, ES MUY IMPORTANTE QUE LA PROGRAMACIÓN SEA PERSONAL. Os aseguro que diferentes compañeros/as que han formado parte de tribunales de oposición me han manifestado que se nota cuando una programación no la ha elaborado el opositor, ya que la defensa suena muy artificial. En mi caso, el hecho de haber elaborado yo mismo la programación me facilitó enormemente la defensa de la misma, ya que me la conocía al dedillo, y por ello en apenas un día tuve elaborada la defensa de la misma.

Hasta aquí los aspectos iniciales de la elaboración de una programación. En la siguiente entrada incluiré dos enlaces para que os podáis descargar la programación que yo elaboré así como la defensa de la misma. También os daré algunos consejos y matizaciones que considero importantes (errores que se suelen cometer, anexos, competencias, etc.)

Saludos.

4 comentarios:

  1. Qué buena idea la de dedicarle algunas entradas de tu blog a la elaboración de la programación. A mí me pasó como a ti, que lo intenté programando para 3º de la ESO y tan sólo conseguí elaborar un volumen más de literatura educativa de ficción. Al final, este año programaré para la asignatura Química de 2º de Bachillerato por los mismos motivos que tú has señalado.
    También estoy de acuerdo en la lista de materiales necesarios para la confección de la programación y estaré atento a tus proximas entradas para ver si puedo extraer alguna conclusión más que me ayude. Como siempre, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Yo me di cuenta a la semana de darle vueltas al tema. Primero con la de tercero, luego con la de cuarto... Todas increíbles, como una novela de gnomos. Al final creo que encontré la clave.
    Y sí, el tema da para varias entradas, porque es bastante complejo. Lo principal, sin duda, es que el tribunal se dé cuenta de que es propia y personal, eso lo valoran mucho. Ah, y por supuesto, la defensa. Ya lo explicaré; pasa como con los temas. Lo importante en sí no es la programación, sino cómo la expones ante el tribunal.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu blog, Agustín. Para las desorientadas como yo que no van a academias ni están en el mundillo es de gran ayuda.
    Gracias!
    Laura

    ResponderEliminar