sábado, 26 de junio de 2010

VIAJE A TOLEDO (3)

El sábado, después de comer nos dirigimos al Museo de los Concilios y de la Cultura Visigótica. Durante el trayecto entramos a ver una exposición muy interesante sobre la Inquisición y sus métodos de tortura. Estuvimos durante un rato observando (no sin cierto horror) los extremos de barbarie a los que se llegaron en las prácticas de dicha institución. Muestra de ello son las fotografías siguientes:

El sambenito


El sambenito era una prenda utilizada originalmente por los penitentes cristianos para mostrar público arrepentimiento por sus pecados, y más adelante por la Inquisición para humillar a los condenados por delitos religiosos. El sambenito a menudo era expuesto públicamente tras la ejecución de la sentencia para que sirviera de memoria y ejemplo, de ahí la famosa expresión de "colgarte un sambenito".

La silla de clavos:



La picota en tonel:


Las "picotas toneles" eran de dos tipos: las cerradas en fondo, en las que la víctima se colocaba dentro, con orines y estiércol o simplemente con agua pútrida; o las otras abiertas para que las víctimas caminasen por las calles de la ciudad con ellas a cuestas, con mucho dolor debido al gran peso.

Más tarde, en el Museo de la Cultura Visigoda (un museo gratis, ¡al fin!) contemplamos reproducciones de las famosas coronas votivas (colgantes) del tesoro de Guarrazar. De ahí nos dirigimos hacia la Diputación Provincial, detras de la que están las escaleras mecánicas de Toledo, oficialmente llamadas el Remonte Mecánico de Recaredo. Este conjunto de escaleras nos resultaron muy útiles, ya que nos ahorraron mucho tiempo en el descenso de la ladera norte del cerro en el que se encuentra asentada la ciudad de Toledo. En un momento nos encontramos en la parte de abajo, junto a la puerta de Alfonso VI:



Eran las cinco de la tarde, y la verdad es que estábamos algo cansados. Hicimos una pequeña parada en un banco de un parque cercano. El descanso del guerrero:

Así que nos fuimos para el hostal a descansar un par de horas.

Posteriormente, sobre las 8 de la tarde salimos en busca de la calle del Cristo de la Calavera. Incluso con el plano en la mano nos resultó complicado encontrarla, aunque al fin vimos que sí existía:





Después, para celebrar el segundo día de visita pudimos ir por fin al bar de tapas Ludeña, para seguir saboreando la gastronomía de la zona. Estuvimos después haciendo tiempo hasta la hora de cenar paseando por las inmediaciones de la catedral:



Tras este paseo nos dirigimos a un restaurante de la zona, el Palencia-Lara, donde saboreé la pierna de cordero asada, acompañada de vino de la tierra. El trato del personal fue exquisito, la verdad. Si visitáis Toledo os recomiendo que cenéis allí, no os arrepentiréis.

El resto de la noche lo dedicamos a visitar un par de pubs de la zona de ocio, el de la noche anterior, pero Cintia ya no estaba, :-( , y luego el pub Livingstone, uno de los mejores locales para disfrutar de la noche Toledana:

4 comentarios:

  1. Agustín, entre tus muchas virtudes, está la de saber sacarle el máximo partido a las cosas, en este caso, al viaje. Por cierto, me parece muy curiosa la procedencia de la expresión "colgar un san benito", la desconocía y me ha gustado enterarme. Muchas gracias por la aportación.
    Un abrazo fuerte, fuerte.
    Begoña.

    ResponderEliminar
  2. Sí, la verdad es que hasta de viajar se aprende. Igual que la expresión de "ponerte en la picota", también derivadas de esos métodos de tortura.
    De todas formas, para ser justos, hay que decir que la Inquisición utilizaba los mismos métodos de interrogatorio que la justicia civil de la época, en la que la tortura estaba permitida. Afortunadamente, gente como Beccaria, con su obra "De los delitos y de las penas" contribuyó a que esas costumbres tan bárbaras fueran abandonándose.

    ResponderEliminar
  3. Con Agustín siempre se aprende un montón de todo!! Es toda una enciclopedia!! ;)

    ResponderEliminar
  4. Bueno, bueno, no es para tanto, jeje. Y a propósito de la Inquisición. Están emitiendo por TVE una serie muy interesante: "Los archivos secretos de la Inquisición". No os la perdáis.

    ResponderEliminar